Tensión en el golfo Pérsico: la encrucijada a la que se enfrenta Donald Trump

En Cada Mañana, el analista internacional, Claudio Fantini, explicó la escalada militar que se está sucediendo en el golfo Pérsico.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, aprobó un ataque selectivo contra Irán en respuesta al derribo de un dron por parte de Teherán, pero suspendió la orden antes de que el Pentágono la ejecutase, informó este viernes The New York Times.

La operación contra varios objetivos iraníes, como radares o baterías de misiles, prevista para antes de la noche del último jueves ya estaba en marcha, con los aviones en el aire y buques en posición de combate, cuando quedó suspendida antes de que se disparase misil alguno, indicaron los funcionarios.

Las fuentes no explicaron los motivos de la suspensión ni si los ataques quedaron cancelados o pospuestos.

Trump ya autorizó dos ataques parecidos en 2017 y 2018 contra objetivos militares del gobierno de Bashar al Assad en Siria.

La relación entre Washington y Teherán, ya tensas después de una serie de ataques contra petroleros que Estados Unidos atribuye a Teherán, escaló a primeras horas de ayer, cuando la república islámica abatió un dron de la Armada estadounidense luego de que ingresara en su espacio aéreo para tareas de vigilancia.

Para ahondar en este tema y entender el contexto en el que sucede, el equipo de Cada Mañana dialogó con el analista internacional Claudio Fantini.

Respecto al ataque en marcha y luego interrumpido, el analista internacional aseguró que “aviones norteamericanos ya habían despegado de los portaaviones y había naves a punto de disparar misiles”.

En tal sentido, afirmó que “cundo esa operación ya estaba en marcha Donald Trump envió una contra orden y la suspendió”.

Asimismo, Fantini repflexionó “Trump se arrepintió o por una razón táctica o logística la que lo llevó a suspender la operación en marcha. Si fuera lo segundo esa operación podría producirse en días”.

Para el analista internacional Trump se encuentra en una encrucijada de presiones: “De un lado tiene quienes lo empujan a un ataque devastador hacia la infraestructura militar iraní. Aliados en la región como el gobierno israelí y la corona saudita. Por otro lado, los demócratas presionan muy fuertemente para que EEUU no entre en un conflicto del cual no se sabe cómo salir”

Fantini reveló además que Irán “está a días” de empezar a producir uranio enriquecido en los niveles previos al acuerdo del 2015.

Por este motivo, es que “”hay negociadores de todos lados tratando de que esto no derive en una guerra, algunos pensando en consecuencias humanas otros pensando en consecuencias económicas”.

Share

Comentarios