Archivo de Etiqueta Nacional

Macri, cada vez menos margen para ignorar alarmas

¿Los escasos brotes verdes de 2017 se están secando en 2018? ¿Qué datos hay que mirar para entender el rumbo económico de Mauricio Macri? ¿Los hoteles llenos del fin de semana largo de Carnaval? ¿O la sangría de dólares que se van al exterior con el turismo y las importaciones?

Un artículo publicado por el diario montevideano El Observador, enumera una larga serie de señales alarmantes:

● El déficit de cuenta corriente, que avanza vertiginosamente situándose ya en 5% del PBI.
● Un rojo en la Balanza Comercial, que alcanza el récord de U$S 8.500 millones.
● Metas inflacionarias en las que nadie cree y los actores económicos ignoran.
● La caída en la cotización de los bonos soberanos, mientras aumentan los que emiten otros países de la región.
● Un déficit estratosférico que sólo se puede financiar con deuda externa, y cada vez más cuesta arriba por la trepada de las tasas internacionales de interés.

El corresponsal uruguayo Fernando Gutiérrez, al igual que otros periodistas económicos locales, recogió de los círculos financieros y de los consultores una gran gama de afirmaciones y advertencias tremendistas. Esa sensación de cataclismo, que han comenzado a difundir ciertos círculos financieros y encumbrados analistas, concuerda con lo que repiten los allegados a Cristina y los sindicalistas: Macri se cae; Macri no llega a 2019. Leer más

Share

Periodismo, de la K a la M

La corrupción no es algo que se va junto con el gobierno que batió algún récord en la materia. Las arbitrariedades y delitos cometidos por una administración no disculpan los que pueda cometer la siguiente, aunque sean de menor envergadura.

Jon Lee Anderson describió en Panamá la tendencia a disculpar las corruptelas posteriores al régimen del general Manuel Noriega por el hecho de que su dictadura había sido el summum de la corrupción.

Los negociados que plagaron las gestiones de Guillermo Endara y Ernesto Pérez Valladares ocurrieron al resguardo de los escándalos que se revelaban día a día, acaparando la atención de la Justicia y la prensa. Esa cortina de impunidad que dio la megacorrupción norieguista a los posteriores gobiernos recién se diluyó durante la presidencia de Ricardo Martinelli.

La diferencia de grado entre la corrupción de un gobierno y la de su sucesor no debe ser cortina ni justificación.
El periodismo suele enfrentarse a dos males: el amarillismo y la cooptación. El primero genera un periodismo buitre de los que se caen, sean gente del poder o sean figuras mediáticas. El segundo mal produce un periodismo partidista, por financiación o por afiliación.

Los aparatos judiciales enviciados suelen actuar en consonancia con esos dos males de la prensa.

Por estos días, en la vereda del periodismo que fue crítico del autoritarismo y la corrupción kirchnerista hay quienes cuestionan la exhibición humillante que magistrados y prensa hacen de detenidos que habían gozado de poder e impunidad, como Amado Boudou. En la misma vereda, hay quienes argumentan a favor de tales exhibiciones.

La diversidad de enfoques también se ve en el trato que dan al gobierno de Mauricio Macri. Están los que critican mucho, los que critican poco y los que no critican nada.

Leer más

Share

Hartos ya de estar hartos

El hartazgo no es con Scioli. La culpa de la derrota está en Cristina y en sus cortesanos, que no dejaron de denigrarlo ni siquiera en la campaña electoral.

Fue una pulseada entre el hartazgo y el miedo. El kirchnerismo calculó mal la dimensión del hartazgo, mientras que la oposición calibró mal la campaña del miedo. Ni siquiera se dio cuenta de que hubo dos campañas, diferentes en sus objetivos y en la munición utilizada. Leer más

Share

Un país de espías y de espiados

Lo grave es que ni la clase dirigente ni la prensa hayan enfrentado, a tiempo y de forma debida, arbitrariedades tan peligrosas como la utilización ilegal de los servicios de inteligencia.

En el estrado que preside el hemiciclo, aquel vicepresidente soportó, impertérrito, el reto que le propinaba una senadora desde su banca. A todos les quedó claro que la ira de la mujer era producto de una escucha telefónica al funcionario vapuleado, que le habían suministrado los servicios de inteligencia.

Aquel vicepresidente era Daniel Scioli y la iracunda senadora que lo retó en plena sesión era Cristina Fernández. Su marido, el presidente, había empoderado al espía Jaime Stiuso, y en el oficialismo se hablaba de “carpetazos” con datos íntimos e incómodos sobre jueces, fiscales, opositores, empresarios, sindicalistas, periodistas y funcionarios del propio Gobierno nacional.

Leer más

Share

Macri vs. Scioli: el duelo entre el miedo al ajuste y el hartazgo

En la escena culminante de Kill Bill, el personaje de Quentin Tarantino recibe de su ex novia el golpe “dianxue”, que ella había aprendido del maestro Pai Mei.

Como Bill estaba sentado pudo seguir hablando como si nada, ya que el “golpe de cinco puntos que revienta el corazón” recién tiene efecto cuando quien lo recibe camina cinco pasos. Al dar el sexto paso, estallan las arterias y sobreviene la muerte.

Así se supone que actúa la propaganda negativa que aplicó el kirchnerismo recién en el tramo final de la campaña.

En el primer tramo, la campaña del miedo no estaba destinada a derrotar a Mauricio Macri, sino a dejarle una bomba política al sucesor de Cristina Fernández. Leer más

Share

El extraño caso del candidato maltratado

scioli2

De ganar el balotaje sería, para el kirchnerismo, como un vicepresidente que asume de manera simbólica el cargo cuando el presidente viaja. Eso pretenden de él: que asuma la presidencia, pero no el poder.

Parafraseando al inolvidable Daniel Salzano, Daniel Scioli podría quedar en la historia como “un Clark Kent que nunca se convierte en Superman”. O sea, alguien que defrauda la expectativa que genera, la ansiedad con que parte del país esperó ver al maltratado transformarse en héroe y escarmentar a sus maltratadores. Leer más

Share

El blanco al que apunta la campaña del miedo

scioli zaninni

La verdadera campaña del miedo es elucubrada por expertos en propaganda que sólo responden al pequeño cenáculo que encabeza la Presidenta.

Hay tres campañas para sembrar el miedo: dos de ellas son bastantes burdas, además de normales en toda compulsa electoral. La tercera es peligrosa y no está siendo detectada, ni en su naturaleza ni en sus verdaderos alcances y objetivos.

Cuando la oposición dice que Scioli es un kirchnerista convencido, que mantendrá el poder de Cristina y La Cámpora, está haciendo campaña de miedo para obtener el voto de la franja que no ve al candidato del FPV dentro del kirchnerismo. Leer más

Share

Las razones de Francisco para posponer su visita a la Argentina

Papa_Francisco

Las intrigas y embestidas que encuentra en el Vaticano. El papa en su laberinto.

Más vale tarde que nunca. El Papa, finalmente, se dio cuenta de que había una promesa que no podía cumplir sin meterse en un berenjenal. Sabe que la visita a la Argentina es una deuda. Pero también sabe que, en su país, la política es particularmente inescrupulosa y todo se usa para escalar, mantenerse a flote o para arrojar contra el adversario. Hasta un pontífice argentino sirve para mostrarse ganador y bendecido por la gracia del santísimo.

Leer más

Share

La mutación de Daniel Scioli

scioli-en-acto-con-PJ

Ostentar un acto de traición impresentable para mostrar que el poder va hacia él y no hacia los opositores exhibió a un Scioli desconocido.

Como el personaje de la novela Desde el jardín , Daniel Scioli hizo crecer su imagen contestando cosas inconexas con las preguntas que le hacían. Así como Chance Gardiner respondía con frases sacadas de la jardinería porque era lo único que conocía, el gobernador bonaerense siempre contestó con frases que parecen sacadas de libros de autoayuda.

Leer más

Share

El riesgo de jugar a dos puntas

El candidato oficialista deería abandonar su proverbial ambigüedad y explicar cuáles de esos personajes tan antagónicos que estaban en el Ópera señalan el rumbo de la gestión que aspira a realizar.

Sobre el significado de las dos caras del dios Jano, hay muchas interpretaciones. Para Plutarco, son el paso del caos a la civilización; para Ovidio, un rostro mira a Oriente y el otro a Occidente, y representan la capacidad de abrir y cerrar todos los ciclos de la Tierra.

Otras interpretaciones mitológicas lo señalan como el dios de los comienzos, que garantiza los buenos finales; también es el dios de las puertas, como lo representa su templo en el monte Janícula.

Pero hay una interpretación que suele pasar inadvertida: las dos caras contrapuestas significan que la deidad romana podía mirar al mismo tiempo el futuro y el pasado, don que le había dado Saturno por albergarlo tras ser desterrado por Júpiter.

Leer más

Share