Archivo de Etiqueta Nacional

Hartos ya de estar hartos

El hartazgo no es con Scioli. La culpa de la derrota está en Cristina y en sus cortesanos, que no dejaron de denigrarlo ni siquiera en la campaña electoral.

Fue una pulseada entre el hartazgo y el miedo. El kirchnerismo calculó mal la dimensión del hartazgo, mientras que la oposición calibró mal la campaña del miedo. Ni siquiera se dio cuenta de que hubo dos campañas, diferentes en sus objetivos y en la munición utilizada. Leer más

Share

Un país de espías y de espiados

Lo grave es que ni la clase dirigente ni la prensa hayan enfrentado, a tiempo y de forma debida, arbitrariedades tan peligrosas como la utilización ilegal de los servicios de inteligencia.

En el estrado que preside el hemiciclo, aquel vicepresidente soportó, impertérrito, el reto que le propinaba una senadora desde su banca. A todos les quedó claro que la ira de la mujer era producto de una escucha telefónica al funcionario vapuleado, que le habían suministrado los servicios de inteligencia.

Aquel vicepresidente era Daniel Scioli y la iracunda senadora que lo retó en plena sesión era Cristina Fernández. Su marido, el presidente, había empoderado al espía Jaime Stiuso, y en el oficialismo se hablaba de “carpetazos” con datos íntimos e incómodos sobre jueces, fiscales, opositores, empresarios, sindicalistas, periodistas y funcionarios del propio Gobierno nacional.

Leer más

Share

Macri vs. Scioli: el duelo entre el miedo al ajuste y el hartazgo

En la escena culminante de Kill Bill, el personaje de Quentin Tarantino recibe de su ex novia el golpe “dianxue”, que ella había aprendido del maestro Pai Mei.

Como Bill estaba sentado pudo seguir hablando como si nada, ya que el “golpe de cinco puntos que revienta el corazón” recién tiene efecto cuando quien lo recibe camina cinco pasos. Al dar el sexto paso, estallan las arterias y sobreviene la muerte.

Así se supone que actúa la propaganda negativa que aplicó el kirchnerismo recién en el tramo final de la campaña.

En el primer tramo, la campaña del miedo no estaba destinada a derrotar a Mauricio Macri, sino a dejarle una bomba política al sucesor de Cristina Fernández. Leer más

Share

El extraño caso del candidato maltratado

scioli2

De ganar el balotaje sería, para el kirchnerismo, como un vicepresidente que asume de manera simbólica el cargo cuando el presidente viaja. Eso pretenden de él: que asuma la presidencia, pero no el poder.

Parafraseando al inolvidable Daniel Salzano, Daniel Scioli podría quedar en la historia como “un Clark Kent que nunca se convierte en Superman”. O sea, alguien que defrauda la expectativa que genera, la ansiedad con que parte del país esperó ver al maltratado transformarse en héroe y escarmentar a sus maltratadores. Leer más

Share

El blanco al que apunta la campaña del miedo

scioli zaninni

La verdadera campaña del miedo es elucubrada por expertos en propaganda que sólo responden al pequeño cenáculo que encabeza la Presidenta.

Hay tres campañas para sembrar el miedo: dos de ellas son bastantes burdas, además de normales en toda compulsa electoral. La tercera es peligrosa y no está siendo detectada, ni en su naturaleza ni en sus verdaderos alcances y objetivos.

Cuando la oposición dice que Scioli es un kirchnerista convencido, que mantendrá el poder de Cristina y La Cámpora, está haciendo campaña de miedo para obtener el voto de la franja que no ve al candidato del FPV dentro del kirchnerismo. Leer más

Share

Las razones de Francisco para posponer su visita a la Argentina

Papa_Francisco

Las intrigas y embestidas que encuentra en el Vaticano. El papa en su laberinto.

Más vale tarde que nunca. El Papa, finalmente, se dio cuenta de que había una promesa que no podía cumplir sin meterse en un berenjenal. Sabe que la visita a la Argentina es una deuda. Pero también sabe que, en su país, la política es particularmente inescrupulosa y todo se usa para escalar, mantenerse a flote o para arrojar contra el adversario. Hasta un pontífice argentino sirve para mostrarse ganador y bendecido por la gracia del santísimo.

Leer más

Share

La mutación de Daniel Scioli

scioli-en-acto-con-PJ

Ostentar un acto de traición impresentable para mostrar que el poder va hacia él y no hacia los opositores exhibió a un Scioli desconocido.

Como el personaje de la novela Desde el jardín , Daniel Scioli hizo crecer su imagen contestando cosas inconexas con las preguntas que le hacían. Así como Chance Gardiner respondía con frases sacadas de la jardinería porque era lo único que conocía, el gobernador bonaerense siempre contestó con frases que parecen sacadas de libros de autoayuda.

Leer más

Share

El riesgo de jugar a dos puntas

El candidato oficialista deería abandonar su proverbial ambigüedad y explicar cuáles de esos personajes tan antagónicos que estaban en el Ópera señalan el rumbo de la gestión que aspira a realizar.

Sobre el significado de las dos caras del dios Jano, hay muchas interpretaciones. Para Plutarco, son el paso del caos a la civilización; para Ovidio, un rostro mira a Oriente y el otro a Occidente, y representan la capacidad de abrir y cerrar todos los ciclos de la Tierra.

Otras interpretaciones mitológicas lo señalan como el dios de los comienzos, que garantiza los buenos finales; también es el dios de las puertas, como lo representa su templo en el monte Janícula.

Pero hay una interpretación que suele pasar inadvertida: las dos caras contrapuestas significan que la deidad romana podía mirar al mismo tiempo el futuro y el pasado, don que le había dado Saturno por albergarlo tras ser desterrado por Júpiter.

Leer más

Share

Cristina, la heroína “egócrata”

Cristina

El ególatra es quien se glorifica a sí mismo, mientras que el “egócrata” es quien, además, convierte su ego en la centralidad del poder. En la “egocracia”, el poder se ejerce desde el ego del gobernante.

“Egocracia” es la palabra que inventó José Nun para describir al gobierno argentino, que para Lula da Silva está dirigido por “una heroína”.

En su libro Sentido común y política , el prestigioso politólogo al que Néstor Kirchner nombró secretario de Cultura de la Nación, habló de “egocracia” para explicar por qué la Presidenta se sitúa sobre las leyes y hace uso arbitrario del Estado, inclusive para denostar a opositores y hacer campaña electoral en las cadenas nacionales.

Leer más

Share

En la oscuridad

Primer paso: dilucidar si fue asesinato o suicidio. Segundo paso: dilucidar cuál sería, en este caso, la diferencia entre el asesinato y el suicidio.

nismanlista

Que haya sido el dedo de un sicario o el dedo del fiscal el que apretó el gatillo, no parece lo más relevante. Lo relevante es el motivo que empujó a ese dedo.

Aunque Nisman se haya suicidado, difícilmente la razón esté en un desencanto amoroso o una tristeza existencial. El fiscal murió pocas horas antes de protagonizar el acontecimiento más importante y sísmico de su carrera judicial: presentar ante el Congreso lo que él consideraba irrefutables pruebas de un delito monstruoso, cometido por el gobierno de Cristina Kirchner.

Por eso su muerte en la noche hizo que Argentina amaneciera a oscuras. Una sombra densa cayó sobre un país donde los crímenes jamás se dilucidan.

Hay dos universos de la literatura detectivesca. En el universo de Arthur Conan Doyle, G. K. Chesterton y Agatha Christie, la oscuridad está en la trama, pero el desenlace siempre trae la claridad con la dilucidación de cada crimen.

El otro universo del género es el de Dashiell Hammett, donde los crímenes quedan sin dilucidar y, por lo tanto, la oscuridad de la trama prevalece triunfal en el desenlace.

La diferencia entre un universo literario y otro es que en el de los autores británicos, no entra el factor poder y el factor corrupción. En cambio en el del novelista norteamericano la corrupción y el poder están detrás de los crímenes y, con sus mil recursos, logran mantenerlos en la oscuridad.

>

Una larguísima lista de crímenes irresueltos muestra que Argentina orbita el universo detectivesco de Hammett. Por el poder de las mafias o por la corrupción del poder, muchos asesinatos quedan sin esclarecer.

Y es difícil imaginar que la muerte de Nisman se saldrá de esta regla.

Lo que resulta fácil imaginar es que el kirchnerismo culpará a los enemigos de Cristina, afirmando que solo a ellos beneficia la muerte del hombre que planteó la más grave acusación que se haya planteado contra el gobierno: conspirar para encubrir la masacre de argentinos que provocó un ataque presuntamente perpetrado por una potencia extranjera.

La muerte del fiscal agigantó de manera sideral la, de por sí, inmensa sospecha que su acusación hizo caer sobre el gobierno.

Pero que el gobierno quede como principal sospechoso, no le alcanzará al kirch-nerismo y su aparato mediático para empujar la sospecha hacia el terreno opositor. Sucede que, más allá de la intención que lo decidió a emprender semejante cruzada judicial, estaba claro que era un profesional altamente capacitado. Así al menos lo entendió Néstor Kirchner, cuando en un tiempo sin crisis energética y con necesidad de diferenciarse en todo de su antecesor, el menemismo (que encubrió groseramente la masacre de AMIA), se dispuso a echar luz sobre el caso impulsando la designación de un fiscal preparado y competente.

Argentina ha comenzado a transitar un camino de tinieblas políticas y judiciales. No viene de la claridad, pero la muerte de Alberto Nisman la ensombrece mucho más.

Todo vale a la hora de dudar. En el universo detectivesco de Hammett nunca puede descartarse nada, por sórdido y sombrío que parezca. Pero inevitablemente, la sospecha se volcará primero sobre el gobierno y sobre sus allegados.

El momento (a horas de acusar ante el Congreso a las cumbres del poder) y la forma de esa muerte (sea asesinato o suicidio), parecen dibujar un dedo acusador apuntado en una dirección.

Share