Errores del Gobierno, ¿cuándo rebasará el vaso?

Durán Barba, en el recuadro superior izquierdo, con marcada influencia en las decisiones del Gobierno y de la propuesta partidaria | Imagen archivo Turello.com.ar

Es posible que haya miles de subsidios por discapacidad que deban ser invalidados porque responden a formas de clientelismo maquillado o a formas de corrupción encubierta. Pero, al inmenso sector de la sociedad que ve con claridad la dimensión de la corrupción y kirchnerista, le generó estupefacción la negligencia e ineptitud del Gobierno para encarar el tema.

Cualquier administración con mediana eficiencia, habría comenzado por plantear el tema a la sociedad; comunicar la sospecha de que decenas o centenares de miles de pensiones no fueron otorgadas por necesidades de personas con capacidades diferentes, sino como parte de una política clientelar y de desvío de fondos a los bolsillos de la corrupción.

A renglón seguido, el área correspondiente debió haber anunciado una vasta investigación y, finalmente, habiendo mostrado públicamente los casos en que los subsidios constituyan fraudes a las arcas públicas, comunicar que serán suspendidos.

El Gobierno hizo exactamente al revés: empezó por el final. Si los funcionarios responsables demostraron tanta negligencia e ineptitud para comunicar el caso a la sociedad, ¿por qué la sociedad debería confiar que las pensiones recortadas son efectivamente injustificables?

Al inmenso sector que ve con claridad la corrupción kirchnerista, le generó estupefacción la negligencia e ineptitud del Gobierno para encarar el tema de las pensiones a la invalidez.

La pregunta que corresponde hacerse a continuación es por qué el gobierno de Mauricio Macri es tan laxo con la ineptitud de sus funcionarios. ¿Por qué mantiene a un carísimo estratega comunicacional, que recorre programas de televisión y publica libros, sin preguntarle por la larga secuencia de estropicios cometidos en la comunicación oficial?

Jaime Durán Barba tiene un análisis lúcido y acertado en muchos aspectos de la relación entre sociedad y política. Lo insólito es que un Gobierno que exhibe públicamente a su ideólogo y estratega comunicacional, cometa tantos errores tan groseros precisamente en el área regida por Durán Barba.

Este flanco débil es el que lo ha convertido en el Gobierno de la constante marcha atrás. Es larga la lista de anuncios que pronto se vuelven retractaciones.

Si el caso de las pensiones por discapacidad no es la gota que rebase del vaso de los errores comunicacionales de Durán Barba y su equipo, entonces ese vaso no rebasa nunca.

Fuente: turello.com.ar

Share

Comentarios