La imprescindible Corea del Medio

“Corea del medio” es la nueva descalificación vigente en la Argentina. Con una carga de desprecio similar al “agente de Magnetto” que disparaba el kirchnerismo, un naciente ultramacrismo descalifica como “Corea del Medio” a quien, pese a haber sido crítico de los gobiernos kirchneristas y sin comulgar con las posiciones actuales de Cristina, se niega a suscribir todas las versiones gubernamentales sobre los acontecimientos.

A esta altura de las tribulaciones, lamentos y ocasos de un país que insiste en adorar lo imaginario, no debería ser necesario explicar la carga autoritaria de toda descalificación. Pero lo es, porque hay un nuevo fanatismo que dispara a mansalva su desprecio, como hacía el kirchnerismo en su apogeo y como continúa haciéndolo en su etapa crepuscular.

Un duelo verbal televisivo evidenció la intolerancia que busca alinear al periodismo, mediante la falsa disyuntiva de que se apoya en todo al gobierno de Mauricio Macri o se está con el populismo que quiere convertir a la Argentina en Venezuela.Gabriela Michetti intentó hacer con Ernesto Tenembaum lo que había hecho María Eugenia Vidal con Diego Brancatelli. En un programa, cuando Brancatelli lanzó contra la gobernadora bonaerense su característico discurso, que no es periodístico sino partidista, ella reaccionó de manera clara y contundente.

Leer más

Share