Netanyahu contra todos

Tras la reelección del primer ministro, la conflictiva política exterior de Israel. Boicot al plan nuclear iraní, demagogia y miedo.

Su vozarrón retumbó en el Capitolio. Como si fuera todavía un miembro del Seyeret Markal, grupo de elite del ejército israelí, Benjamin Netanyahu se adentró en terreno político norteamericano como un comando en una operación de sabotaje en territorio enemigo.

El objetivo que quería sabotear era la negociación con Irán que encabeza Barak Obama, sobre el plan nuclear del Estado persa. Sin decirlo expresamente, lo que hace el primer ministro israelí es describir tal iniciativa como si fuera el Pacto de Münich de 1938.

En esa descripción, el jefe de la Casa Blanca y los europeos que lo secundan –David Cameron, François Hollande y Angela Merkel– vendrían a ser el equivalente actual de los ingenuos Neville Chamberlain y Eduard Daladier, quienes en la capital de Baviera mordieron el anzuelo de Hitler.

Leer más

Share

La UCR, en la nueva polarización

Lo que hoy vaticina el oráculo estadístico es que a las Paso llegarán sólo dos conglomerados con competitividad presidencial y otros sólo testimoniales.

Nació sobre una tumba. Lo único grave es que el acuerdo UCR-PRO fue parido sobre el túmulo donde los radicales acababan de enterrar al Frente Amplio; una alianza de dirigentes con poco marketing pero mucha seriedad.

Las encuestas sentenciaban que, en el mercado electoral, la decencia de Hermes Binner y Margarita Stolbizer cotiza menos que el merchandising y el mensaje guionado de los publicistas de Daniel Scioli, Sergio Massa y Mauricio Macri.

La sociedad dio la espalda a una buena opción socialdemócrata; por eso el partido centenario decidió apostar a ganador la única carta fuerte que tiene: su estructura de escala nacional.

En Gualeguaychú, massismo y macrismo libraron su pulseada para quedársela. La ganó Macri.

Leer más

Share

Decime qué se siente

dilma

Parece un castigo excesivo. De repente, Dilma Rousseff aparece como la culpable de todos los males. La atacan desde la izquierda, desde el centro y desde la derecha. Como si fuese ella la única responsable de que Brasil se arrime a los umbrales de la recesión, además de la autora y beneficiaria del esquema gigantesco de corrupción montado sobre Petrobras.

Un cacerolazo atronador estalló minutos antes de que iniciara un discurso por cadena nacional. Días después, su partido protestó en las calles contra “el ajuste” y otras fuerzas convocaban manifestaciones callejeras contra la corrupción del gobierno. Leer más

Share